Castillos de Japón

¿Saben cuántos castillos hay en Japón?  Se dice que actualmente podemos visitar unos 200 castillos y solo 12 de ellos mantienen torres fortificadas (tenshu) construidas durante el período Edo o épocas anteriores, aunque antes hubo más de 25,000 castillos en Japón. Esos 12 castillos se llaman Genson Tenshu, torres fortificadas existentes, y son Castillo de Hirosaki, Matumoto, Maruoka, Inuyama, Hikone, Himeji, Matsue, Bityu Matsuyama, Marugame, Iyo Matsuyama, Uwajima, y Kochi. Sin embargo, esto no significa necesariamente que se conserven iguales, sino que han experimentado repetidas restauraciones, pérdidas o reconstrucciones de algunas partes o solo existen edificios principales.

¿Por qué ahora solo quedan estos castillos?  Se dice que el origen de la torre fortificada que se observa hoy es la del Castillo Azuchi construida por Nobunaga Oda. En todo el país alrededor de 3.000 castillos grandes y pequeños se construyeron a principios del período moderno durante el medio siglo. Sin embargo, en el período Edo el número de castillos se disminuyeron hasta unos 170 debido a la «Ordenanza de un país, un castillo», orden que regulariza que solo un castillo se conserva en cada prefectura y se abandonan los demás, con el fin de reducir el poder militar que tienen los soberanos de cada región.
En el período Meiji se puso la «Ordenanza de castillos abandonados». Con la abolición del clan feudal, todos los castillos pasaron a ser propiedad del Ministerio del Ejército, pero no todos fueron necesarios como reserva militar y costaba mucho administrarlos. Por lo tanto, unos 40 castillos siguieron funcionando como fortaleza y otros fueron abandonados y se convirtieron en propiedad ordinaria del Ministerio de Finanzas. Aquellos 40 castillos no se conservaron como bienes culturales y se utilizaron destruyendo sus edificios o muros de piedra y fosos para asegurar terrenos militares y abandonando los edificios principales. En caso de los castillos con torres fortificadas se requieren una gran cantidad de dinero, independientemente de si se demuele, se reubica o se reutiliza por su enormidad. Por lo tanto, se consideraban inútiles y se vendían a un precio muy bajo.

Entonces, ocurrió un movimiento de proteger los castillos entre algunas personas que pensaron que los castillos japoneses eran valiosos desde el punto de vista arquitectónico y artístico. De esta manera, 20 torres del castillo permanecieron hasta la era Showa. Sin embargo, debido al bombardeo de la Segunda Guerra Mundial y al fallo de encendido después de la guerra, se perdieron 8 castillos. Así solo han quedado 12 castillos.

 

Por: Sanami Takahashi

 

You cannot copy content of this page