Hikikomori

Es un trastorno de la conducta que hace que las personas, principalmente jóvenes, se aíslen de la sociedad y de su familia debido a un cuadro de fobia social ocasionado por la competitividad y la presión social. En Japón, la presión ocasionada por la competitividad académica empieza desde que el niño asiste al jardín de infancia y continúa durante todas las etapas educativas. El Dr. Tamaiki Saito es el descubridor de este nuevo desajuste social.

Los Hikikomori son personas que tienen fobia a la comunicación, no presentan ningún tipo de síntoma psicótico pero no quieren ningún tipo de relación interpersonal, solo aceptan la interrelación virtual, es decir a través del internet.

Causas:

– En Japón el sistema escolar es muy exigente y muchos no pueden soportar o seguir el ritmo.
– Dependencia de los padres, un 86% son varones.
– Trastorno de personalidad obsesiva-compulsiva.
– Falta de comunicación familiar y social.
– Dependencia económica de los padres o familiares.
– Mucho tiempo en videojuegos sin control.
– Ijime, hostigamiento o burla en la escuela.
– Complejo físico o emocional. Autoestima baja.
– Falta de obligaciones y deberes en el hogar.
– Ausencia de cariño paternal.
– Algunos padres al ver que sus hijos se encierran, piensan que ya se les pasará pero no siempre es así.

Síntomas:

– Dejan de hablar con padres, hermanos y amigos.
– Su única compañía y pasatiempo son los video-juegos, música, películas, internet, TV, etc.
– Hermetismo, responden con monosílabos.
– Reaccionan con violencia.
– Durmiendo de día y despiertos de noche.
– Descuidan su apariencia e higiene personal, tienen el cuarto sucio y desordenado.
– Adolescentes y adultos que no quieren enfrentar el mundo laboral.
– Pueden tener actividades de vez en cuando fuera de la casa pero en solitario.
– Algunos muestran ansiedad, depresión o agorafobia.
– Presentan ansiedad, tristeza, depresión, autoestima baja, timidez, desenfado, etc.

Consecuencias:

– Se vuelven violentos y agresivos, inclusive pueden llegar a golpear a la madre si les exigen algo.

– Paranoia, creen que la gente se burla de ellos.

– Depresión, pudiendo llegar al suicidio.

– Deserción en los estudios y/o trabajo, esperan recibir todo de sus padres.

Sugerencia para los padres:

– Estar atentos a cuando los hijos empiecen a querer faltar a clases bajo cualquier pretexto. Se les debe exigir que sean responsables.

– Que no permanezcan más de 2 horas diarias en la computadora o en los video-juegos.

– Poner límites a todo lo electrónico, regresando de la escuela primero deben hacer sus tareas.

– Que no haya vacío moral y espiritual en las familias.

– Estar alertas a que no se queden solos en casa o su cuarto durante mucho tiempo.

– Comunicarse con ellos con cualquier pretexto.

– Fomentar su participación en actividades deportivas, recreativas y sociales desde pequeños.

– Darles tareas y responsabilidades en el hogar como: sacar la basura, limpiar su cuarto, cocinar, lavar, arreglar el jardín si hay, etc.

– Enseñarle a arriesgar, a que se defienda

– Buscarles clases de refuerzos si lo necesitan.

He tocado este tema porque he recibido consultas, espero que sirva de orientación para los padres.

 

Por: Psc. Sonia Romero de Hara
E-mail: soniaromero23@msn.com

 

You cannot copy content of this page