«Torii» 鳥居

Es inevitable encontrarse con uno en las calles de Japón, los hay desde tamaños pequeños hasta enormes estructuras y se les conoce como «Torii»(鳥居), me refiero a aquellos arcos que por lo general son de color rojo y se han convertido en un icono japonés que se suele asociar con los templos sintoístas y que para personas ajenas a esta religión, son un misterio.

El origen de su nombre se baraja mucho al igual que su procedencia, incluso dicen que este podría ser de origen extranjero, quizás desde la antigua India o China. Por otro lado, resulta curioso ver que este tipo de construcciones sagradas en forma de arco, aparecen en otras culturas del mundo como las «Torana» de la India (donde incluso el nombre se asemeja), o en China con el nombre de «Paifang» e incluso en Corea como «Hongsalmun», por mencionar algunas; pero lo más interesante es que aunque la arquitectura varíe un poco según la cultura, todos tienen el mismo objetivo sagrado.

En Japón, los «Torii» debido a que su escritura en kanji relacionan las palabras «pájaro» y » lugar » (tori – i), ha dado una posible idea de su significado basándose en la religión, la cual relaciona a los pájaros como mensajeros de los dioses (esto nos hace recordar al «yatagarasu», aquél cuervo sagrado de tres patas mensajero de la divinidad), estos pájaros se posarían los arcos tomando en cuenta que los «Torii» simbolizan la entrada hacia el mundo sagrado, siendo el límite entre ambos mundos y algunos lo han relacionado con la leyenda de la diosa Amaterasu.

Otras teorías sobre el origen del nombre dicen que sería simplemente una deformación de la palabra «Torana» (arco de la India: トラナ). También cuentan que antiguamente a las personas de menor rango se les solía llamar de «tori» (pájaros) y estos no podían pasar a los santuarios sin el permiso de su superior, por eso les ordenaban esperar en este lugar bajo dicho arco, de ahí su significado «lugar donde están los pájaros» o «donde esperan los pájaros», todo esto según otras versiones.Aunque a simple vista son todos similares al tratarse básicamente de dos columnas unidas en la parte superior por dos travesaños, el hecho de su variedad en tamaños, formas y lugares de ubicación, genera muchas interrogantes y nos hace más complicado comprenderlas.

Pese a su gran variedad, existen concretamente dos tipos de «Torii» y son los «Shinmei» ( 神明 ) y los «Myoujin» ( 明神 ). Los «Shinmei» son de forma simple y normalmente sin pintar, mientras los «Myoujin» son arcos con algunos detalles de decorado, entre los más notorios serían su color rojo, su leve curvatura y un letrero con el nombre del santuario en la parte superior (Shingaku 神額) aunque es bueno aclarar que no todos cumplen con los puntos nombrados, pero básicamente son sus características. Ahora bien, quizás la pregunta que muchos se hacen es ¿por qué el color rojo?

Existen varias razones y muchas versiones de las cuales una de ellas podría ser la razón, o quizás lo sean todas. Se dice que uno de los objetivos del color rojo es para dejar una impresión emocional a primera vista, esto según algunos estudios psicológicos. Los «Torii» fabricados en madera son propensos al deterioro por parte de algunos insectos, este color serviría entonces para alejarlos y también a los demonios, según una de sus versiones basados en otras culturas como la China.

Los «Torii» no solo se ven en los santuarios sintoístas sino también en las afueras de algunas casas o dentro de algunas empresa, al parecer se debe a que no necesariamente se pueden levantar en los templos, también se pueden construir en otros lugares siempre y cuando se realice un trámite, esperar la aprobación de este y desde luego un fuerte gasto; teniendo también en cuenta a qué dios se piensa venerar y aunque esto suene un poco pagano desde otra perspectiva religiosa, no olvidemos que el sintoísmo cree en la presencia de dioses en la naturaleza, aunque simplemente podría construirse también como un amuleto. Abordando ahora un poco la sub cultura, existe la superstición de que apoyar el pie sobre un «Torii» crea problemas de salud, concretamente en las piernas. Dentro de los rumores urbanos, se suele decir que por el hecho que los «Torii» son levantados en lugares de poder espiritual, recomiendan construir su casa cerca a uno, pues se piensa que estos lugares son resistentes a los terremotos y aunque solo se trate de rumores urbanos, curiosamente tras cada desastre ocurrido en Japón, tenemos siempre aquella imagen que nos suelen mostrar los medios de comunicación con gran parte del terreno destruido pero siempre con un «Torii» en pie, lo cual hace ver a estos arcos como estructuras muy fuertes.

Dejando un poco de lado las teorías y orígenes de estos arcos, si bien usamos solo el sentido común, resulta obvio pensar que para el ingreso a un lugar ubicado concretamente al aire libre sin ningún muro o cerca que lo bordee, sea necesario colocar una señal de entrada y que mejor que un arco, sobre todo resulta hasta muy útil en el sintoísmo, pues se presta para colgar los ornamentos tradicionales como el «shimekazari» (しめ飾り), aquella soga que evita el ingreso a los malos espíritus y demonios.

Por: Luis Guillermo Shimabuluro

You cannot copy content of this page